"Holgazanería Refinada"

"Holgazanería Refinada"

miércoles, 3 de febrero de 2010

“Bienvenida a pelonguini y su etimología”

Hola a todos sin excluir a nadie ni mucho  menos a mí.

Primeramente no sé si presentar a pelonguini o presentar al blog, bueno, sin necesidad de armar más pelotas, describir a uno resulta tan entretenido, que de consuno, la personalidad del blog se levantará como por vía de encantamiento.

Existen individuos o “personajes” que les incomoda hablar de uno mismo en público y detesta que hablen los demás de sí; sin que parezca presuntuoso ni mucho menos “modesto”, No hay nada que ame pelonguini más en este mundo que hablar de si mismo y que los demás hablen de él como si él fuese un extraño; por la misma razón que razono con indiscreción, culminaré de escribir y describir en tercera persona.

Nací una mañana de julio, después de un golpe súbito que recibí en mi prominente cráneo, se armó tremendo baile neuronal, que tamaña orgía terminó en cortocircuito, que tuvo como desenlace, mis también tan prominentes testículos.

Desde aquel día todo era nuevo, insólito e interrogante para mí; entonces, le pregunté al dueño de mis nuevas extremidades que cual era mi nombre, a lo que di con tamaña sorpresa:

Pelonguini: Hola tú, Necesito saber Cuál es mi nombre.

Ello: Tú te llamas como yo , perdona.. Tú no te llamas como yo..

Pelonguini: No te pregunté cómo te llamas, ni mucho menos que te disculpes, te pregunté por mi nombre, solo eso necesito saber.

Ello: Bueno, recuerdo que cuando tenías 7 años y estaban muy de moda los cortes Hongos, nuestra madre gozaba entre una de sus herramientas de peluquería, una máquina rasuradora; al notar eso, nos pusimos de acuerdo para que ella con una de esas maquinas haga esos tremendos cortes que tanto afanaban a los chicos de nuestra edad.

Pelonguini: pero que tiene que ver mi nombre con una herramienta y con niños afanosos?.

Ello: Aguarda, que afanado también estábamos los dos, bueno, te sigo contando, fue en aquel momento que terminamos de convencer a mamá que se resistía tanto ,ya que era la primera vez que usaría aquella máquina, y de una manera que le parecía un poco descabellada , pero decidió al fin poner manos a la obra.

Pelonguini: Manos a mi nombre , querrás decir.

Ello: Ajá!, atinaste con la idea, pero déjame comenzar para terminar de una vez, sentado tu en la silla envuelto en una capa de plástico, te quejabas mucho de dolor por la falta de experiencia de las rasuradoras.

Pelonguini: ¿Que tanto era el dolor? Ahora que me rasco la amnesia de mi cráneo, noto heridas señaladas.

Ello: Recuerda que nos acabamos de golpear la cabeza y las heridas siempre huellas dejan; te sigo contando. Tú dirigías con tanto perfeccionismo el corte, que confundías a mamá, y como entenderás ,el corte no Salió como esperábamos; tamaño grito dimos, y terminó rapando la parte que debería no estar tan rapada. Te dejó tan pelón por abajo y la parte lacia que era la protuberancia del hongo te daba un aspecto bastante gracioso y motivo de risa para todos en la familia… entonces llegó nuestro hermano mayor y entre carcajadas exclamó: pelon! Hongo!, y de manera repentina soltó un: Pelonguini! Jaja.. , oe me estás haciendo caso?

Pelonguini: ¿Mas o menos así era?



Ello: pardiez! Si eres tú! , eres todo un artista!.

Pelonguini: Gracias, te lo regalo, consérvalo para ti ,que la memoria es tuya y no mía, me olvidaba..ya está!





Mi cuenta BCP 193 15969690097 en s/. para pagar el internet :D

3 comentarios:

  1. Cuando el egocentrismo titubeante de un genio literato entra en marcha, hace divertido y elegante los graficos y las palabras perfectas para un encuentro de 2 personajes en uno solo, ya desearia mucha gente sin ir al psicologo o a las clases de teatro traer con tanto sentido del humor sus polaridades en tiempo y espacio. A la expectativa de nuevas publicaciones una mas indiscreta que la otra.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Enano , el fondo negro a tus palabras le da madurez.

    ResponderEliminar
  3. La destreza descriptiva es algo que hace resalta tu escritura.
    La genialidad se lleva en la sangre y sale por los poros.

    ResponderEliminar